La revolución Vitrocsa

 

Todas las revoluciones tecnológicas están lideradas por un pionero. Eric Joray, aunque desconocido para el público general, es uno de ellos. Joray, fundador de Vitrocsa, es el inventor de la ventana minimalista moderna.

 

¿Por qué «moderna»?
Porque las primeras ventanas minimalistas fueron desarrolladas en 1945. No obstante, las tecnologías de aquella época no ofrecían ni la estanqueidad, ni el aislamiento, ni la resistencia de los cerramientos acristalados que se pueden encontrar hoy en día. Fue preciso esperar a 1992 para que, tras 47 años de avances en la fabricación del vidrio, Eric Joray inventara la ventana minimalista Vitrocsa y revolucionara el mundo de la arquitectura con sus patentes.
Porque sí, efectivamente se trata de una auténtica revolución. Permítanos hacer una pequeña comparación:

 

  • La idea de la corriente alterna no pertenece a Nikola Tesla. Pero fue él quien hizo posible su transporte y uso a gran escala. Una innovación que ha transformado radicalmente nuestra civilización.

 

  • La idea de la ventana minimalista no pertenece a Eric Joray. Pero él ha transformado los principios clásicos de su estructura.

 

Al hacer posible que el vidrio quede enmarcado, los sistemas Vitrocsa sustituyen el marco tradicional de las ventanas por simples perfiles de revestimiento casi invisibles. Se trata del punto de partida de más de 25 años de innovaciones que ampliarán los límites de la arquitectura en sus aplicaciones.

 

Pero volvamos a los orígenes…

Vitrocsa guarantees its products are "zero defect", made to last a lifetime
Vitrocsa guarantees its products are "zero defect", made to last a lifetime

La revolución Vitrocsa

 

Todas las revoluciones tecnológicas están lideradas por un pionero. Eric Joray, aunque desconocido para el público general, es uno de ellos. Joray, fundador de Vitrocsa, es el inventor de la ventana minimalista moderna.

 

¿Por qué “moderna”?

 

Porque las primeras ventanas minimalistas fueron desarrolladas en 1945. No obstante, las tecnologías de aquella época no ofrecían ni la estanqueidad, ni el aislamiento, ni la resistencia de los cerramientos acristalados que se pueden encontrar hoy en día. Fue preciso esperar a 1992 para que, tras 47 años de avances en la fabricación del vidrio, Eric Joray inventara la ventana minimalista Vitrocsa y revolucionara el mundo de la arquitectura con sus patentes.

 

Porque sí, efectivamente se trata de una auténtica revolución. Permítanos hacer una pequeña comparación:

 

  • La idea de la corriente alterna no pertenece a Nikola Tesla. Pero fue él quien hizo posible su transporte y uso a gran escala. Una innovación que ha transformado radicalmente nuestra civilización.

 

  • La idea de la ventana minimalista no pertenece a Eric Joray. Pero él ha transformado los principios clásicos de su estructura.

 

Al hacer posible que el vidrio quede enmarcado, los sistemas Vitrocsa sustituyen el marco tradicional de las ventanas por simples perfiles de revestimiento casi invisibles. Se trata del punto de partida de más de 25 años de innovaciones que ampliarán los límites de la arquitectura en sus aplicaciones.

 

Pero volvamos a los orígenes…

Vitrocsa: It all started with an orchid

Todo empezó con una orquídea

 

Las decisiones profesionales de Eric Joray se han visto marcadas por sus pasiones. Con formación en mecánica de precisión, ha trabajadotrabajó en el campo de la relojería durante diez años;, nada extraño en un niño procedente de las montañas de Neuchâtel. Después se dedicó la creación de casas prefabricadas. En total, ha acumuladoacumuló ocho años de experiencia en el mundo de la construcción y la edificación. Tras esta etapa, empezó a cultivar orquídeas.
Relojería, arquitectura, orquídeas… Tres campos que Eric Joray ha combinado por su pasión por la belleza y una motivación que resume en una simple frase:
«Me encanta la dimensión del artesano que también es un poco artista».

 

¿Resulta difícil establecer la conexión con la ventana minimalista? Sin embargo, ¿dónde crecen las orquídeas? En los invernaderos y terrazas cerradas… Con sus superficies acristaladas. Aunando sus conocimientos, construyó más de 800 porches. Y así dio el primer paso de la obra de su vida.

Fiel a sus orígenes, creó la primera ventana minimalista moderna en Saint-Aubin-Sauges, en Suiza, en un antiguo edificios relojero que acabaría convirtiéndose en la sede central de la empresa. Fiel a sus valores, únicamente hizo partícipes a personas apasionadas que compartían su fervor por los desafíos y las proezas técnicas. Así nació Vitrocsa: contracción de VITRes (ventanas), Orchidées (orquídeas), Constructions (construcciones) y SA. Una sencilla palabra que resume las vocaciones de una vida pasada y futura de una forma original.

Líder mundial de la ventana minimalista

 

Desde entonces, Vitrocsa desarrolla infinidad de sistemas de ventana a medida que se adaptan a las exigencias más locas de los arquitectos:

 

  • Puertas y ventanas correderas con umbrales disimulados.
  • Inmensas superficies de cristal móviles sin marco.
  • Porciones de fachadas enteras que desaparecen en el aire o en los tabiques.

 

¿Con qué objetivo? Fusionar interior y exterior con creatividad.

Andrea Bassi, arquitecto de renombre de Ginebra, fue el primero en instalar un sistema Vitrocsa en la construcción de una vivienda. Con este primer impulso, el «boca a boca» haría el resto. Seducidos por la perfección de los productos y sus múltiples aplicaciones, varios arquitectos de renombre mundial colaboraron a su vez con Vitrocsa. Unas asociaciones que dieron lugar a obras de una increíble belleza:

 

  • Los palcos del estadio municipal de Braga
  • El último piso de la Maison Dior en Seúl
  • El séptimo piso del hotel Shangri-La en París
  • Las residencias de Lenny Kravitz o Michael Bay en California

 

Son solo algunos ejemplos, ya que enumerar aquí los miles de proyectos más o menos famosos levantados con la participación de Vitrocsa supondría todo un reto. Por no mencionar los muchos premios y distinciones que estos nos han valido.

En la actualidad, Vitrocsa exporta sus sistemas a más de 60 países repartidos en los cinco continentes. Productos que, a fecha de hoy, siguen figurando entre los más vendidos del mundo.

Proyectos de Vitrocsa

Vitrocsa Project Maison Dior in Seoul | The Original Minimalist Window
Vitrocsa Project Maison Dior in Seoul | The Original Minimalist Window

Líder mundial de la ventana minimalista

 

Desde entonces, Vitrocsa desarrolla infinidad de sistemas de ventana a medida que se adaptan a las exigencias más locas de los arquitectos:

 

  • Puertas y ventanas correderas con umbrales disimulados.
  • Inmensas superficies de cristal móviles sin marco.
  • Porciones de fachadas enteras que desaparecen en el aire o en los tabiques.

 

¿Con qué objetivo? Fusionar interior y exterior con creatividad..

 

Andrea Bassi, arquitecto de renombre de Ginebra, fue el primero en instalar un sistema Vitrocsa en la construcción de una vivienda. Con este primer impulso, el ” boca a oreja” haría el resto. Seducidos por la perfección de los productos y sus múltiples aplicaciones, varios arquitectos de renombre mundial colaboraron a su vez con Vitrocsa. Unas asociaciones que dieron lugar a obras de una increíble belleza:

 

  • Los palcos del estadio municipal de Braga
  • El último piso de la Maison Dior en Seúl
  • El séptimo piso del hotel Shangri-La en París
  • Las residencias de Lenny Kravitz o Michael Bay en California

 

Son solo algunos ejemplos, ya que enumerar aquí los miles de proyectos más o menos famosos levantados con la participación de Vitrocsa supondría todo un reto. Por no mencionar los muchos premios y distinciones que estos nos han valido.

En la actualidad, Vitrocsa exporta sus sistemas a más de 60 países repartidos en los cinco continentes. Productos que, a fecha de hoy, siguen figurando entre los más vendidos del mundo.

Proyectos de Vitrocsa

Proyectos de Vitrocsa

 Swissmade

 

Vitrocsa es miembro oficial de Swiss Label, emblemático sinónimo de calidad, seguridad y fiabilidad desde hace más de un siglo.
 

Técnicos formados en las exigencias del mundo relojero diseñan el 100 % de sus sistemas y micromaquinaria en Saint-Aubin-Sauges, Suiza. La producción de las ventanas Vitrocsa respeta todos los criterios de fabricación propios de los productos de lujo más prestigiosos:

 

  • Unión del buen hacer tradicional e innovación técnica
  • Atención al detalle y precisión
  • Calidad impecable
  • Estética perfecta
  • Longevidad demostrada

 

Para los elementos ocultos, los cruces y los cierres, Vitrocsa utiliza más de mil componentes exclusivos producidos de la misma forma que las piezas de alta relojería. Cada pieza es perfecta, ideal, y el número de componentes de los sistemas se reduce al mínimo. Por lo tanto, tal y como diría Leonardo da Vinci:

 

«La sencillez es la sofisticación suprema».

 

Las piezas se diseñan e idean sobre plano y después se perfilan una a una antes de montarse en la mecánica de precisión de los sistemas. Vitrocsa garantiza «cero fallos» en sus productos, que se fabrican para que duren toda la vida.

Falsificaciones

 

Del mismo modo que hubo quien quiso aprovecharse de los logros de Tesla, a Vitrocsa no le han faltado piratas y copias. ¿Nos supone un problema? En realidad, no… A todos los inventores que han revolucionado su campo de trabajo les ha ocurrido. Y esta prueba de reconocimiento no disgusta a Vitrocsa, sobre todo teniendo en cuenta que las copias de calidad promocionan la ventana minimalista y contribuyen a ampliar su mercado.
En realidad, el problema radica en las malas imitaciones.

 

No todas las ventanas son un Rolls o un Rolex: es decir, no son como las de Vitrocsa. Y dado que la complejidad de los sistemas, rodamientos y componentes de Vitrocsa nunca ha podido ser igualada hasta el punto de obtener una calidad semejante, es frecuente encontrar copias que acumulan fallos. Una realidad que perjudica la fama de la ventana minimalista.

A pesar del constante registro de patentes, luchar contra esta piratería resulta extremadamente difícil. Por este motivo, Vitrocsa certifica la perfección de sus productos y cuenta con sus innovaciones permanentes desde su creación.
Estas garantizan:

  • La posición de Vitrocsa como buque insignia y empresa pionera del mercado desde hace más de 25 años.
  • El mantenimiento de su liderazgo indiscutible en el campo de la ventana minimalista.
  • La capacidad de la empresa para desmarcarse claramente de la competencia, a pesar de que se imiten sus diseños originales.

Filosofía

Vitrocsa Logo | The world leader in minimalist windows

Podríamos hablar horas sobre innovación y calidad de nuestros productos, pero ya no es necesario demostrar dichas características, pues forman parte inherente de la empresa. ¿Pero qué pasa con el factor humano y con su forma de trabajar? Fácil…

 

Vitrocsa es una multinacional con el alma de una pyme artesana.

 

Lo principal es la pasión por el oficio, las ganas de hacer frente a los desafíos: inventamos, realizamos, producimos, estudiamos las mejores soluciones adaptadas a las exigencias de los arquitectos y los clientes, pequeños o grandes, sin distinciones. Una filosofía empresarial que Eric Joray ha sabido transmitir a su equipo y a sus socios. Un modo de funcionamiento que él resume de la siguiente manera:

 

«Dejar hacer a los demás. Desarrollar la pasión por el producto, el sentido de la colaboración y de la confianza total».

 

Todos los actores de la empresa se forman sobre el terreno. Las tareas administrativas y de gestión se encuentran en segundo lugar. Cada uno desarrolla sus competencias a través de la práctica, avanza y aporta su granito de arena; esto hace que se sienta mucho más orgulloso y motivado. Los trabajadores realmente consideran los productos de Vitrocsa algo propio. Comparten un orgullo colectivo de alcanzar logros excepcionales en la autonomía individual. Y todos los perciben como éxitos personales. El buen ambiente, prácticamente familiar, invita a involucrarse tanto física como mentalmente. También invita a quedarse. Los entre 10 y 20 años de antigüedad de la mayoría de los empleados son prueba de ello.

 

Estos son los secretos de una empresa perenne de alcance mundial.

 

Porque, si bien Vitrocsa no tenía como principal objetivo desarrollarse a escala internacional en sus comienzos, su evolución le ha permitido establecer colaboraciones sólidas en todo el mundo para avanzar. Por este motivo, la matriz se centra únicamente en lo que sabe hacer mejor: la investigación, el desarrollo de productos, la comunicación, los contactos y la formación. Y delega la instalación de los productos en sus socios exclusivos, previamente formados en las técnicas de instalación y en el espíritu de Vitrocsa en Suiza. Es algo evidente.

 

Es imposible resumir semejante aventura en unas palabras. En consecuencia, para saberlo todo sobre Vitrocsa: su historia, sus valores, su filosofía, sus actores y su forma de trabajar…

 

Descárguese nuestro brand book

Competencias

Un cohesionado equipo de profesionales fiables y accesibles, siempre dispuestos a responder con precisión a las dudas y expectativas concretas de cada persona, conforma Vitrocsa. No dude en escribirnos mediante el formulario de contacto y le responderemos siempre con la mayor rapidez posible.

Vitrocsa guarantees its products are "zero defect", made to last a lifetime

Cronología

  • Primera etapa

     

    Orígenes

     

    1989

    Eric Joray, formado en las exigencias del mundo relojero y apasionado de las orquídeas, crea la empresa Orchidées Constructions SA, orientada al desarrollo y construcción de invernaderos y porches. En tan solo unos años se construyen más de 800 porches tradicionales.

     

    1992

    Eric Joray inventa la ventana minimalista Vitrocsa, íntegramente fabricada en Saint-Aubin-Sauges, Suiza, en un antiguo edificio relojero.
     

    1993

    Lanzamiento de las ventanas Vitrocsa 1001 y 2001. La primera ventana Vitrocsa se instala en una vivienda diseñada por el arquitecto suizo Andrea Bassi cerca de Ginebra.
     

    1994

    Eric Joray registra la marca Vitrocsa y la primera patente del sistema de corredera Vitrocsa. Todos los sistemas innovadores se desarrollan a escala interna por el mismo departamento de Investigación y Desarrollo y se registran patentes con regularidad.

  • Segunda etapa

     

    Primeros inventos y lanzamiento al mercado europeo

     

    1995

    Se construyen varios porches tradicionales con las ventanas Vitrocsa 2001.
     

    1996

    Con la colaboración del arquitecto suizo Andrea Bassi, Vitrocsa imagina un nuevo diseño para la ventana Vitrocsa 3001.
     

    2000

    Se llevan a cabo múltiples ampliaciones de viviendas y se construyen otras nuevas con las ventanas Vitrocsa 3001.
     

    2001

    Se desarrolla el prototipo de la ventana pivotante Vitrocsa 3001.
     

    2002

    Vitrocsa desarrolla la solución de guillotina.

    Para preservar su objetivo de seguir siendo una empresa pequeña, sin renunciar por ello a una expansión planetaria, Vitrocsa se decanta rápidamente por una estrategia clara: desarrollar colaboraciones en el extranjero mediante contratos con licencia.

    El mercado europeo se abre con el estadio de Braga, en Portugal, construido por el arquitecto Eduardo Souto de Moura con motivo de la Eurocopa de fútbol 2004.

  • Tercera etapa

     

    Concreción y apertura al mercado internacional

     

    2004

    Entre 2004 y 2006, se abren nuevos mercados, como Rusia, Australia, Israel, India, Canadá y Estados Unidos.
     

    2007

    Lanzamiento de la gama Vitrocsa TH+, que ofrece una excelente calidad térmica.
     

    2008

    Entre 2008 y 2010, los productos de Vitrocsa se exportan al Líbano y a los Emiratos Árabes Unidos.
     

    2010

    Lanzamiento de la gama Vitrocsa Swimms, diseñada para responder a las necesidades de los países cálidos.
     

    2011

    Desarrollo del sistema seuil invisible.
     

    2012

    Foster + Partners, una de las principales agencias de arquitectura británicas, busca una solución innovadora para las terrazas de un proyecto en Chipre. Después de varias pruebas, el equipo de Vitrocsa desarrolla el revolucionario sistema Turnable Corner y registra una patente.

    Desarrollo de la aplicación curvada.

     

    2013

    Corea y Sudáfrica se abren como nuevos mercados.
     

    Entre 2013 y 2016 se desarrollan nuevas soluciones de guillotina.
     

    2014

    En los Architizer A+Awards 2014, Vitrocsa obtiene el premio del jurado y el premio del público en la categoría «Products + Access» por su sistema seuil invisible.

    Lanzamiento de la gama Vitrocsa V32, con refuerzo térmico.

  • Cuarta etapa

     

    Avances y consagración

     

    2015

    Vitrocsa sufre un cambio de estructura importante. Eric Joray da el relevo progresivamente a su equipo. En vista del crecimiento de la empresa, se crea una gerencia compuesta por un equipo de seis personas (Management Buy out).

     

    2016

    Vitrocsa se convierte en propietaria del edificio relojero ubicado en Saint-Aubin-Sauges, Suiza, y contrata a una veintena de personas. La marca cuenta con más de 500 personas que venden e instalan el producto en todo el mundo.
     

    2017

    Vitrocsa, el producto original, celebra sus 25 años y piensa en el futuro más que nunca. La constante innovación en soluciones constituye la clave del éxito de la marca. Se prevé el desarrollo de diversas soluciones y avances a lo largo del año.
     

    Lanzamiento de la gama Vitrocsa V56. Permite crear superficies acristaladas infinitas.
     

    2018

    Vitrocsa recibe un doble galardón en los Architizer A+Awards 2018 por su sistema Turnable Corner:

    • Mención especial en la categoría «Windows & Doors» que demuestra la calidad superior de su trabajo
    • Premio del jurado en la categoría «Glazing Systems & Facades»

     

    La empresa prevé la construcción de un nuevo pabellón de almacenamiento y producción en Saint-Aubin-Sauges.



		

NEWSLETTERS

Puede recibir nuestra newsletter y mantenerse así informado sobre las novedades relativas a Vitrocsa, sus productos y sus aplicaciones prácticas